domingo, 7 de febrero de 2016

Osías Stutman (1933 Buenos Aires)


Vida rápida

Un niño respira por una mujer,
profundamente por la boca,
traga aire y la salva de la muerte.
Cada inspiración la trae más cerca
de la vida, la rescata del morir.
Ni el niño ni la mujer saben lo que pasa
y creen que la vida es siempre así,
un vivir donde nadie está solo.

Son niño rubio y mujer de pelo negro,
entrada en carnes, de mala boca,
manos fuertes y sexo de coral,
trepadora de arboles . Se llama
Amanda de día, y Genoveva de noche
y  Pamela los lunes y los martes
se llama La Marquesa. Y ahora
el lector lo sabe aunque no lo sepa.


de " La vida galante" editado por Huesos de Jibia (2008) 

Un ángel

El ángel de la ciruela
pensativo cuida mi alma
y mi cuerpo. Cuida de mí
en el huerto y en la casa,

seco o mojado en ese tiempo
buscando anís, luchando
con la maleza, las espinas
y el aloe. Ahora aprendo

con el en mi jardín. Sabio
miro tallo y raíz y hoja
mordida y oruga inmóvil. El ángel

de la ortiga. Es la nostalgia
de las cosas que han pasado, es
un ángel del alimento, una hora de té.

de "Los sonetos completos de Gombrowicz"
Publicar un comentario